Tecnología

Intelligent Scan, así funciona la nueva identificación biométrica de los Galaxy S9

Síguenos en Facebook 

 
 

Los sensores biométricos llevan ya mucho tiempo en el mercado móvil, y desde que salieron han ido evolucionando. Los primeros fueron los lectores de huellas, que han bailado entre todas las posiciones posibles en un teléfono, y que ahora pelean por esconderse tras la propia pantalla. Aún útiles, literalmente invisibles. Pero hay otros.

El reconocimiento facial con la cámara delantera se instauró también hace tiempo, aunque era rudimentario y fácilmente hackeable. Entonces llegó Apple e incorporó la lectura de profundidad, los infrarrojos, en Face ID. Hoy Samsung ha hecho debutar su propio sistema a bordo de los S9, uno que fusiona lo nuevo y lo antiguo y aprovecha sus conocimientos en el sector. Hoy Samsung ha hecho debutar Intelligent Scan.

Fusionar lo antiguo para crear algo nuevo

Intelligent Scan, por SamsungEl reconocimiento facial de Samsung se combina con sus lectores de iris en Intelligent Scan

Samsung también cuenta con lectores de huellas desde hace años, y precisamente éstos fueron los protagonistas de una de las mayores quejas sobre el S8 del pasado año. El lector, empujado por la pantalla infinita, se colocó en la espalda en una posición difícilmente empeorable: junto a la cámara. Junto, al lado, no debajo.

En los Galaxy S9 la situación se ha mejorado, ahora el lector está en un sitio más cómodo pero, y esto es más importante, no ha llegado en solitario. Samsung ha presentado su nuevo sistema de identificación biométrica para el frontal de sus teléfonos. Uno que fusiona el reconocimiento facial con la lectura de iris, un sistema que Samsung emplea desde hace ya casi dos generaciones.

El lector de iris de Samsung debutó a bordo del malogrado Galaxy Note 7, y posteriormente fue incorporado a sus Galaxy S8 meses después, además de repetir llegada con el Note 7 Fan Edition. Desde aquel Note 7, la lectura de iris ha estado unida a los teléfonos de gama alta de los coreanos, pero ahora su funcionalidad se fusiona con la de la cámara frontal.

Sin necesidad de montar una cámara específica, como la que Apple utiliza para Face ID, Samsung lee nuestro rostro con la cámara frontal de los Galaxy S9. Lee hasta 100 puntos distintos de nuestro rostro y combina esta información con la obtenida a través del lector de iris, de forma que construye un tándem de datos: nuestro rostro, nuestro iris.

Samsung monta lectores de iris en sus gamas altas desde el Note 7, ahora se combinan con la cámara frontal en Intelligent Scan

Este nuevo sistema, que Samsung llama Intelligent Scan, es el que ahora se encarga de la seguridad de los nuevos Samsung Galaxy S9 y Galaxy S9 Plus. Un sistema que nos permite desbloquear el teléfono, que nos permite acceder a carpetas seguras que habilita el propio sistema para proteger nuestra información, y que podemos usar para autorizar pagos a través de Samsung Pay, la plataforma de pagos móviles de los coreanos.

Así pues, Intelligent Scan no es más que la fusión de dos componentes con los que Samsung ya contaba. Algo que abre la puerta a que este Intelligent Scan aterrice en teléfonos más antiguos que ya porten el lector de iris, como los citados Note 7 y Galaxy S8, o como el Galaxy Note 8 que precedió a los actuales Galaxy S9. Pero eso será algo que el propio fabricante tendrá que confirmar.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com